Juan Franco Crespo: «150º aniversario de los apicultores checos»

El 18 de mayo de 2022 apareció el sello conmemorativo del siglo y medio de la apicultura checa organizada, un hermoso facial simulando el hexágono que suelen confeccionar las abejas y que es una verdadera obra de ingeniería en el aprovechamiento del espacio. Su formato no es muy habitual en el mundo del sello, aunque tampoco sea la primera vez que se emplea y ello le confiere un plus de originalidad, al margen de mostrarnos todo el proceso de cría de la abeja; en su celdilla, desde la larva a la edad de madurez cuando está a punto de salir al mundo a buscarse la vida con el constante viaje al néctar de las flores, la colmena aparece al lado derecho

Facial de 23 coronas, se imprime en minipliegos de cinco ejemplares y, en los mismos van una serie de materiales habituales para el apicultor, sobre todo en el momento de la recolección de este producto natural de primera calidad pero que, en la UE de las normas la dan “rebajada” de acuerdo a los últimos informes aparecidos [vaya como cuando Bruselas se quejaba de determinados países del Este que prohibían la entrada de grano a su territorio procedente de Ucrania por exceso de pesticidas y peligro para la salud humana: al redactar este trabajo, la comisión no sólo se “empura” su queja, sino que amplía la prohibición a cinco productos de ese país hasta junio del 2023] y que alertaba de la venta de miel rebajada o mezclada con otros productos de origen vegetal -como la melaza-. ¿Habrá algo en qué apoyarnos para no sentirnos “pringaos” por los mangantes de turno? Los laboratorios, por suerte, se limitaron a hacer su trabajo, mientras, los políticos, miraban para otro sitio. Generalmente, cuando se inspecciona algo, casualidades de la vida, todo está en orden o el inspector es un menda con escasas luces, como la canción: la vida sigue igual.

Hojita

Para acercarnos a la historia de la apicultura asociada en tierras checas tendremos que trasladarnos al 22 de marzo de 1872 cuando se constituyó la Asociación de Apicultores de Bohemia [antiguamente Reino de Bohemia]; en la parte de Moravia su asociación aparecería en 1898 aunque, su punto de partida, sería la Asociación de Apicultores del Ducado de Silesia nacida en 1893.

Tras la I Guerra Mundial y, el advenimiento de Checoslovaquia como nación independiente, -a finales del XX se desmembraría en dos repúblicas y en el momento de redactar estas líneas se estaban celebrando los 30 años de aquella separación- aparecía en escena la Unión de Apicultores de la provincial central, estamos en 1921, pero poco a poco ese conglomerado asociativo fue languideciendo, sus actividades restringidas y, finalmente, por decreto del Ministerio de Agricultura del Protectorado de Bohemia y Moravia [o sea: la ocupación alemana] la asociación era disuelta en 1943, poco después se iniciaría el gran conflicto bélico que salpicó a todo el orbe.

Tras acabar la contienda, comenzaba la etapa de restañar heridas, aunque el país caería bajo otro manto no menos ominoso: el comunismo en busca del hombre nuevo, la disidencia y la persecución. En ese contexto los apicultores encontraron motivos para seguir y en 1947 fundan la Unión de Apicultores que, una década después, se transformaría en la Unión Checa de Apicultura. En 1971 nacía otra organización en la parte oriental [actual Eslovaquia] la Unión Eslovaca se estableció en el congreso que se realizaba ese año.

Matasellos

En lo esencial podemos afirmar que, la Asociación, tras 150 años de vida, sigue teniendo la misma estructura y defensa de intereses; al margen de las abejas también realizan formación, consejos y asesoramiento para la explotación de esos habitáculos que, a veces, los urbanitas encuentran en plena naturaleza y creen que son casitas para enanos o simplemente la emprenden a golpes y reciben la lección de su vida: en el campo no molestarás o te picarán.

El diseño hexagonal de las estampillas fue obra de Mikulás Kavan, impresión en ofsset autoadhesivo por Hradistko, tirada de 75.000 ejemplares o 15.000 hojitas. Matasellos con una colmena empleado en Praga el primer día y en la ilustración otras cuatro unidades de esas colmenas en formato de mueble-casita.

Ver más artículos de

Juan Franco Crespo

Maestro de Primaria, licenciado en Geografía

y estudios de doctorado en Historia de América.

Colaborador regular, desde los años 70, con publicaciones especializadas

del mundo de las comunicaciones y diferentes emisoras de radio

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.