‘Bendita belleza’, el ‘remanso narrativo’ de Pedro Ruiz-Cabello Fernández

Bendita belleza (editado por Colibrí mágico) es el segundo libro de relatos que ha publicado en 2023 Pedro Ruiz-Cabello Fernández. El primero había sido Fulgor de palabra y vida (Verbum-Mecenas), inspirado en la vida de diversos escritores españoles. El relato constituye el núcleo primigenio de la producción narrativa del autor, según él mismo reconoce; antes de escribir y publicar novelas, había leído numerosos libros de cuentos con los que se había ido formando como cuentista, porque en el principio de todo está siempre la lectura, como venía a decir Borges.

Entre los autores que más le han influido a Pedro Ruiz-Cabello en el arte de la narración breve se encuentra el mismo Borges, además de Clarín, Emilia Pardo Bazán, Ana María Matute, Medardo Fraile, Juan Rulfo, Cortázar, Ribeyro, Chéjov, Maupassant y muchos otros. Aunque hay evidentes diferencias entre la novela y el cuento, para Pedro Ruiz-Cabello está claro que en el origen de la narración, tanto oral como escrita, debe situarse siempre el cuento.

Ribeyro, a propósito de las características que tenía que reunir un buen relato, decía que la materia podía ser real o inventada y que si era real debía parecer inventada y si era inventada había de figurar como real. En los relatos que componen Bendita belleza se pueden hallar precisamente las dos tendencias: los hay fantásticos, como el titulado «Taifar», que es una continuación de una novela anterior del autor en la que recreaba un mundo imaginario, y los hay de tipo realista, muchos de ellos de carácter autobiográfico.

Son todos relatos en los que puede apreciarse un sello espiritual, pues no en vano uno de los motivos centrales de la obra es la búsqueda de una espiritualidad que dé sentido a la existencia, como se aprecia en «La espera», una narración en la que se reconstruye una escena evangélica, en la cual un joven atraído por lo que ha oído de Jesús de Nazaret lo busca hasta que se encuentra finalmente con él.

Cubierta de ‘Bendita belleza’, (Ed. Colibrí mágico)

La belleza es otro de los temas que vertebran el libro. La belleza no solo se halla en la naturaleza, como ocurre en «Acuarela de invierno», sino también en los hechos cotidianos. Puede ser en ocasiones un bálsamo para el espíritu, a veces atribulado o preso de una crisis existencial, como sucede en el cuento que da título al libro o en «El cielo».

Algún lector de esta obra la ha definido como un remanso narrativo, ya que abundan en ella descripciones y pasajes en los que predomina la reflexión. Uno de los cuentos más singulares es «Los fríos del desierto»: el autor imagina en él cómo será la vida en el desierto, en un terreno aparentemente monótono y desabrido, en el cual también se puede encontrar una especial belleza a pesar de sus fríos nocturnos, quizá porque se trata de una cualidad o de un don que solo descubre quien se desprende de los afanes mundanos.

Bendita belleza es una obra con la que se medita y se cuestionan aspectos esenciales de la vida. Es posible que se pueda advertir en ella en ocasiones cierta melancolía o cierto desengaño, pero hay que entender que estas son tendencias consustanciales con el ser humano. Son relatos que nacen de la intimidad, de la vibración de unas emociones concretas, del intento de profundizar en las verdades últimas, por lo que suele haber en ellos un hondo lirismo, plasmado con una prosa en la que no se rehúsan figuras del lenguaje poético.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.