Juan José Gallego Tribaldos: «Granjas contaminantes»

Marquesado del Zenete,
un paraje singular
donde el aire siempre puro
es señal de identidad
y, por tanto, hay que cuidarlo
con un cariño especial.

La hermosura de la sierra
y el aroma del pinar
no pueden prostituirse
ni dejarse engatusar
por perniciosas industrias
que puedan contaminar
y poner en grave riesgo
la pulcritud del lugar.

Estas tierras luminosas
tienen como capital
un paisaje refulgente
pleno de luz cenital,
que por convicción y honra
se tiene que conservar
manteniéndolo indemne
en su estado virginal.

Poner sobre el acuífero,
que es tesoro natural,
una maloliente bomba
con la planta de biogás
equivale a un atentado
de dimensión sideral.

No sólo por la belleza,
también por la dignidad
de la tierra y de sus gentes
cuyo derecho es gozar
de un ambiente saludable
para poder inhalar
los aromas de la vega
con aval de sanidad.

NO a las granjas pestilentes
que muten el equilibrio
de Naturaleza sana
en porcino paraíso
donde respirar hedores
sea un holocausto continuo.

Llanos de La Calahorra,
de monacal misticismo,
arropados bajo un cielo
permanentemente limpio,
no pueden ser escenario
ni proporcionar cobijo
a una industria nauseabunda
con sus olores pestíferos.

Proteger el aire puro
y salvar los acuíferos
es una noble tarea
sin ningún cariz político
porque una cosa es la paja
y otra muy distinta el trigo.

Próxima domingo: España, tierra de castillos

Leer más romances de

Juan José Gallego Tribaldos

Profesor jubilado y escritor,  autor de

Ortografía práctica del español, Ronda para niños’,

edición en español, inglés y japonés,

Federico en su centenarioLas acacias del Macabe,

Cervantes y Don QuijoteLa boca del infierno, En la noche de San Juan

Mencía de Mendoza. La nieta del cardenal

y La historia de España en verso.

Compartir:

30 comentarios en «Juan José Gallego Tribaldos: «Granjas contaminantes»»

  • el 10 enero, 2024 a las 8:49 am
    Enlace permanente

    Gracias Juan José por defender la pureza de nuestra tierra.
    Un abrazo

    Respuesta
    • el 10 enero, 2024 a las 9:25 am
      Enlace permanente

      Nuestra tierra se merece más que las pestilencias de una granja porcina. Y luchar por ello es una actividad honr4osa.

      Respuesta
      • el 10 enero, 2024 a las 11:33 am
        Enlace permanente

        Queremos defender y apoyar el NO A PLANTA BIOGAS NI MACROGRANJAS defender su riqueza de flora y fauna patrimonio que hay que dejar para nuestros hijos y nietos.

        Respuesta
          • el 10 enero, 2024 a las 6:48 pm
            Enlace permanente

            ¡Qué buena manera de defender esos paisajes tan prístinos que tanto amamos!

      • el 10 enero, 2024 a las 12:01 pm
        Enlace permanente

        Gracias Juan, por tu empeño en proteger la Naturaleza y dar a conoocer la historia de nuestros pyeblos de una forma tan sencilla y literaria

        Respuesta
        • el 10 enero, 2024 a las 3:30 pm
          Enlace permanente

          Sí, Marina. Nada más hermoso que la Naturaleza. Su defensa es una hermosa tarea.

          Respuesta
      • el 11 enero, 2024 a las 1:23 pm
        Enlace permanente

        Buena descripción de la pureza ambiental del marquesado de Zenete, en peligro de contaminación por la avaricia sin límites de empresas sin escrúpulos. Buena reivindicación en romance del amigo Juan J. Gallego.

        Respuesta
        • el 11 enero, 2024 a las 4:31 pm
          Enlace permanente

          Gracias, amigo Manuel y compañero de internado hace ya seis décadas. El aire puro y la limpieza del cielo son rasgos identitarios de nuestra tierra. Defenderlos es justo y necesario.

          Respuesta
  • el 10 enero, 2024 a las 9:04 am
    Enlace permanente

    …. por la dignidad de la tierra y de sus gentes. Ahí lo has clavado!
    Buen día.

    Respuesta
    • el 10 enero, 2024 a las 9:27 am
      Enlace permanente

      Los malos olores y tener cerca las pestilencias que esas granjas emanan va contra la salud y la dignidad de las personas.

      Respuesta
        • el 10 enero, 2024 a las 10:52 am
          Enlace permanente

          No a la ganadería industrial. No es buena ni para los animales, ni para los ganaderos explotados, ni para los consumidores engañados, ni para el medioambiente contaminado. El futuro debe pasar por granjas pequeñas o medianas, con precios dignos para el ganadero.

          Respuesta
        • el 10 enero, 2024 a las 11:21 am
          Enlace permanente

          Hay que defender la belleza y la salubridad demuestra tierra

          Respuesta
          • el 10 enero, 2024 a las 11:24 am
            Enlace permanente

            Totalmente de acuerdo. Lo comparto.

        • el 10 enero, 2024 a las 11:22 am
          Enlace permanente

          Hay que defender la belleza y salubridad de nuestra tierra.

          Respuesta
          • el 10 enero, 2024 a las 12:45 pm
            Enlace permanente

            Gracias Juan por defender, como mejor sabes hacerlo, nuestro pueblo, la flora, la fauna y el aire limpio que podemos disfrutar.
            NO A LA PLANTA DE BIOGAS. NO A LAS MACROGRANJAS

          • el 10 enero, 2024 a las 3:33 pm
            Enlace permanente

            Así es , Maravillas. Defender La belleza del entorno y preservar la salud de los habitantes es un noble ejercicio de supervivencia.

  • el 10 enero, 2024 a las 9:27 am
    Enlace permanente

    Muy oportuno ese romance dedicado a la defensa del medio ambiente en general y en particular de nuestro llano del Marquesado.

    Respuesta
    • el 10 enero, 2024 a las 9:55 am
      Enlace permanente

      La belleza y el sano ambiente de nuestra tierra no pueden ser contaminados con pestilencias.

      Respuesta
  • el 10 enero, 2024 a las 11:27 am
    Enlace permanente

    El cielo azul, el aire puro y ese paisaje de nuestro pueblo, es un patrimonio único que merece la pena mantener a salvo para disfrute de todos y de los que vendrán después.

    Respuesta
    • el 10 enero, 2024 a las 11:33 am
      Enlace permanente

      Así es. Es el patrimonio más distintivo de la comarca. Hay que mantenerlo.

      Respuesta
  • el 10 enero, 2024 a las 11:35 am
    Enlace permanente

    Es una gran exposición de lo que queremos, nuestra tierra con su aire limpio, su olor a vida, su cielo azul, queremos que no nos quiten ese remanso de paz, poder tener frío en invierno y calor en verano.
    Se hacen conferencias internacionales para el medio ambiente y quieren colocarnos este monstruo para contaminar aquello que todos deseamos y que cada vez es más ansiado por todos.
    NO a la planta de BIOGÁS.

    Respuesta
  • el 10 enero, 2024 a las 12:18 pm
    Enlace permanente

    Gracias Juan por tu sensibilidad, para describir tan primorosamente tu pueblo y el mío, y esta terrible preocupación que nos ocupa a los calahorreños. Ojalá que esa sensibilidad logré hacer mella en la mente de aquellos que quieren acabar con todo lo bello y bueno que tiene nuestra tierra, con proyectos que causarán sólo desolación. Pero en todo caso seguiremos luchando para que eso no ocurra

    Respuesta
  • el 10 enero, 2024 a las 3:54 pm
    Enlace permanente

    Muy bien, Juan. Defender la tierra natal es cosa noble y de desear. Si además es con inteligencia y sabiduría, con la gracia de unas coplillas muy bien trabadas y con firmeza sin igual mejor. Un abrazo

    Respuesta
    • el 10 enero, 2024 a las 4:11 pm
      Enlace permanente

      Gracias, José Manuel. Las industrias contaminantes suponen un atentado contra la salud y la belleza del entorno.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.