Antonio Alaminos: «La educación debe ser un proceso personalizado e innovador (2/2)»

Afirman numerosos docentes, de una manera o de otra, que: “la educación es el arma más poderosa que puedes utilizar para cambiar el mundo”. La educación tiene también la misión de transformar la sociedad a través de la escuela y la familia. Pero todo ese proceso tiene como centro la persona del educando que necesita ser feliz para llegar más allá de sí mismo. Son las personas felices las que cambian verdaderamente el mundo, porque pueden y quieren cambiar su entorno, porque intuyen lo que son para sí y para los demás.

En la escuela se forma para transformar. La educación es la síntesis que cada generación hace de su cultura con objeto de transmitirla a la siguiente generación. Y ese legado, forzosamente, es un legado plural. Y esa pluralidad facilita a su vez que la sociedad sea plural. Cuando hay pluralidad, las mejores experiencias ganan terreno a las peores, y el sistema se va mejorando de modo natural, aprendiendo unos de otros.

Si nos fijamos por ejemplo en PISA, o en otros estudios que miden los indicadores más habituales, España en su conjunto tiene un sistema educativo con resultados globales similares a los que tienen los países de nuestro entorno. Aunque hay países, sobre todo asiáticos, que obtienen resultados académicos bastante superiores. Todo tiene su cauce y conviene verlo con perspectiva, es decir, con la percepción de cierta distancia en el espacio o el tiempo, pudiendo con esta distancia incluir aspectos que de otra manera no se tendrán en cuenta, como el conjunto de circunstancias que rodean al observador y que influyen en su percepción, en su juicio, en su manera de considerar algo, en su punto de vista, en definitiva.

La escuela debe centrar su propósito y su misión en formar bien a cada persona para que pueda sacar el máximo partido a su talento y así contribuir a transformar y mejorar la sociedad en que vivimos. Para ello, se necesitan políticas educativas que faciliten que las escuelas sean cada día mejores.

Es una Opinión, de varias opiniones. Un cordial saludo a los lectores y lectoras de IDEAL en Clase.

 

 

 

ANTONIO ALAMINOS

Maestro retirado

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.