‘Sulayr, dame cobijo’ de Ángel Fábregas, se presenta hoy en la Biblioteca de Andalucía

Ángel Fábregas (Granada, 1963) es licenciado en Derecho e Historia Contemporánea, cuya pasión por la Literatura le ha llevado a publicar su primera novela, ‘Sulayr, dame cobijo’ (Edit. Nazarí) en la que narra las vivencias de un grupo de maquis en la Alpujarra granadina que deciden secuestrar al médico de Ugíjar que atraviesa una profunda crisis personal de la que irá sobreponiéndose al tiempo que vive un incidente sangriento que cambiará su vida. Obra que presentará en la Biblioteca de Andalucía junto a “dos buenos amigos y compañeros de correrías de muchos años”, Miguel Ángel Arcas, poeta y editor de Cuadernos del Vigía, el escritor y guionista de televisión Salvador Perpiná y el editor, Paolo Remorini (20 h).

“’Sulayr, dame cobijo’ es una historia de maquis que se desarrolla en Sierra Nevada. Su contexto es real, pero no se trata de un relato histórico, aunque aparecen personajes como “El Yatero” que fue guerrillero , al que trato con el mayor cuidado y respeto”, resume el autor de ésta su primera incursión literaria “basada en la experiencia de un familiar que durante la posguerra ejercía la profesión de médico en un pueblo de la Alpujarra”. A partir de sus experiencias, al autor comenzó a fraguar esta historia durante años por lo que insiste que parte del principio en el que si coinciden las historias está basado en hechos reales pero “el resto todo es ficción bastante verosímil desde el punto de vista histórico pues me he documentado mucho”. La propia dedicatoria de la obra desvela que ese familiar era su tío abuelo, Epifanio Gil Tovar, “que inspiró el comienzo de la obra que aquí se cuenta”.

Ángel Fábregas, autor de ‘Sulair, dame cobijo’ (Ed. Nazarí) FOTO: ANTONIO ARENAS

En las primeras líneas el autor justifica el título de la novela pues “Sulayr es el nombre que dieron los árabes a Sierra Nevada” por la arabización de Mons Solarius o montaña del Sol para los romanos. La acción se desarrolla en este escenario, a ambas vertientes de esta cadena montañosa, y se inicia en Ugíjar y las calles y casas así como los lugares de la Sierra Nevada, citados tienen un contexto es real y temporal pues las primeras líneas indican que “No hacía mucho tiempo que terminaron las fiestas de la Virgen del Martirio, al principio del otoño en Ugíjar”, luego vendrá la descripción de los personajes que se reunían junto a la iglesia parroquial, en la casa conocida como la del Francés donde conoceremos a Fernando Almazán, el médico “cuyo dolor de los últimos cuatro años lo había varado en un páramo de tristeza”, padecimiento interior y depresión que le llevan a “reflejar un hombre envejecido prematuramente”. Uno de los temas sobre los que conversan los amigos que aquí se reúnen es sobre “la gente de la sierra” ignorando que esa misma noche el doctor sería secuestrado por los maquis de la partida de Horacio para dirigirse, campo a través, hacia la montaña que rodea a localidad de Laroles.

Enamorado de la montaña

angel-fabregas-1“Referente a Sierra Nevada yo soy un amante profundo de la montaña y todos los itinerarios que hay en al novela están basados y documentados en mi propia experiencia como montañero” explica al tiempo que aclara que se trata de itinerarios que ha recorrido, que conoce muy bien y con los que “pretende transmitir en parte la emoción que a él le sugieren estas experiencias en el monte”. La manera de describir los paisajes y la forma de contar los acontecimientos hacen de esta obra una creación muy cinematográfica, que engancha desde el principio. Aunque Fábregas, licenciado en Derecho e Historia y jurista, “siente una pasión absoluta por la Literatura desde muy niño aunque haya sido ahora cuando lo he encarnado en este libro”. Así mismo, se califica de “muy ecléctico” a la hora de reconocer influencias de autores que haya dejado huella en su forma de narrar, lo que no quita que se considere admirador de “grandes maestros” como son Antonio Muñoz Molina o Javier Cercas, “autores que le han emocionado muchísimo siempre”.  Igualmente entre las fuentes documentales destaca la de Francisco Ruiz Esteban a quien agradece públicamente “su enorme esfuerzo en la investigación de este tema en el que está doctorado en un guerrillero al que yo trato con muchísimo respeto en esta novela como es ‘El Yatero’. La base documental de Francisco Ruiz Esteban me ha sido de muchísima utilidad, al margen de otros libros tanto de ficción como de historia, tesis doctorales y otras fuentes como la memoria colectiva de toda esa zona que se ha ido decantando en mi memoria y en mi sensibilidad durante años”, especifica.

Al preguntarle sobre otros relatos novelados en el que aparezcan los “hombres de la sierra” explica “que yo sepa en Granada no hay nada escrito en ficción al respecto, hay historiagrafia” al tiempo que añade que en otras provincias españolas sí que hay novelas sobre el tema del maquis bastante importantes y conocidas del público, como la penúltima de Almudena Grandes, donde trata el tema de la invasión del Valle de Arán, y algunas más, pero “no es un tema excesivamene tocado tanto como se pudiera suponer con un tema tan controvertido, tampoco es frecuente en el cine”. Tras las primeras semanas de secuestro del protagonista se va produciendo en la psique de este hombre un proceso de regeneración absoluta y “a partir de ahí sucede muchas cosas, que desencadenan un torbellino absoluto de hechos y de cuestiones”.

En referencia a la fotografía de la portada en cuya inclusión ha tenido un especial interés indica que se trata de una imagen que realmente no corresponde a los años a los que alude a la novela, sino que es anterior. “Es una fotografía que a mí me fascinó y que me facilitó un amigo dela comarca de Baza, Antonio Navarro, fotógrafo profesional al que agradezco su colaboración y su cariño con la obra. Es una fotografía muy sugerente por eso la elegí” aclara al tiempo que se reconoce amante de los viajes, conocedor de Europa Occidental, Marruecos, y algo de América pues su segunda novela se desarrolla en Nuevo México, durante la etapa colonial española del siglo XVIII, para lo que se desplazó también el pasado verano “para documentarme y experimentar el paisaje, tanto el físico como el humano”.

 

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Título: Sulayr, dame cobijo
Autor: Ángel Fábregas García
Editorial: Nazarí
Págs: 302
Precio: 16 euros
Presentación: En la Biblioteca de Andalucía junto con Miguel Ángel Arcas, Salvador Perpiná y Paolo Remorini (20 h).

Sinopsis:

En el otoño de 1943, Fernando Almazán, médico de Ugíjar, es secuestrado por un grupo de maquis que operan en la zona de la Alpujarra, tras verse obligados a bajar al pueblo para requerir la asistencia de este. Situada la acción en la provincia de Granada, principalmente en ambas vertientes de Sierra Nevada, en los años inmediatamente posteriores a la Guerra Civil Española, ‘Sulayr, dame cobijo’ nos presenta la historia de un médico rural, que desde el final de la guerra se encuentra inmerso en una grave crisis personal, perteneciente nominalmente al bando vencedor.

Durante los meses que el doctor convive con la partida en la sierra va experimentando un proceso de recuperación de su drama personal que lo conducirá, tras un incidente sangriento, a una situación totalmente inesperada que le cambiará la vida para el resto de sus días. Su inicial condición de rehén del grupo cambiará súbitamente para integrarse inesperadamente en el mismo. La causa de tan extraordinario cambio es la atracción que siente por la única componente femenina del grupo de maquis.

Ángel Fábregas García nos presenta una historia de ficción en un contexto y época real, incluyendo algún personaje histórico. La manera que desarrolla el autor, para describirnos sentimientos y emociones en cada nueva situación, nos sumergirá con maestría en la narración, llegando a empatizar con los protagonistas en multitud de ocasiones.

Más información en la web de EDITORIAL NAZARÍ

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *