Una exposición pone al descubierto el patrimonio de Cogollos Vega

 

La exposición «El patrimonio de Cogollos al descubierto» está dividida en varias partes. En la primera, descubrimos la parte baja del pueblo de la mano de José Jiménez Hurtado y con los ojos de Horacio Jiménez Hurtado. El manuscrito que nos ha llegado gracias a la generosidad de José Miguel Díaz Hermoso, técnico del Ayuntamiento de Cogollos Vega  nos permite recrear el Cogollos de principios de siglo XX en lo que se ha convertido en uno de las escasas fuentes de información sobre la localidad y que nos recuerdan una forma de vida no tan lejana en el tiempo.

En la segunda parte, vemos Cogollos con ojos de jóvenes de 3º de ESO y a través de las imágenes capturadas desde el móvil en un documento único, fresco, intuitivo de quién sabe reconocer lo genuino donde la ve. El montaje que ha realizado el alumno Daniel Joya con otras fotografías/capturas es  así, fresco y original. La tercera parte recrea el itinerario que venimos diseñando en clase de Patrimonio Cultural de Andalucía y dentro del Programa educativo Vivir y Sentir el Patrimonio, Escuela de Mecenas. Nos hemos servido de información de Inés García, arqueóloga y de las imágenes de Antonio Díaz.

Nuestra intención es dejar el patrimonio de Cogollos Vega al descubierto no solo apadrinando los baños árabes sino mostrando un recorrido, que comenzando en la fuente de las Cuatro Caños nos permitiría adentrarnos en el trazado medieval de la localidad buscando las fuentes y recorriendo parte de nuestra historia. A estas alturas nos preguntamos ¿por qué resulta interesante este itinerario? Y hemos encontrado la respuesta con nuestros alumnos y alumnas. Porque se trata de un escenario único e irrepetible lejos de los escenarios de cartón piedra de la cultura que grandes compañías de animación nos quieren imponer.

Es auténtico. Es el producto de una comunidad campesina que lucha por mantener su identidad. Por eso exponemos las herramientas que la familia Martín Corpas nos has cedido para la ocasión. En esta exposición, mostramos el cartel que Claudia Corral ha diseñado pro rehabilitación de los baños árabes. Creemos que no nos pueden pedir que apadrinemos un Bien de Protección Cultural y les parezca bien que nos quedemos sentados mientras ese patrimonio se derrumba.

Enseñar es sensibilizar pero también reivindicar. Hemos mostrado a los jóvenes del pueblo y a sus compañeros en el IES Emilio Muñoz que hay un patrimonio único pero también un patrimonio por el que hay que luchar y que hay que defender. El patrimonio incluye lo que venimos a llamar patrimonio inmaterial tenemos que defender no sólo los baños árabes. Queremos defender también  el pan y el aceite. Son productos típicos de una comunidad campesina y que ahora en una sociedad industrializada en exceso se han convertido en objeto de deseo para los que vuelven los ojos hacia lo natural.

VÍDEO SOBRE LA EXPOSICIÓN

 

Entrevista en el programa “Granada es cultura” de OndaLuz TV

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *