Rafael Bailón Ruiz: «Un curso inolvidable para Rubén»

Hoy, es un lunes especial. Conoceremos a un nuevo enseñante, un exponente del buen trabajo, si bien lo haremos a modo de historia o relato, con un recorrido por los momentos más significativos o impactantes del curso 2021/2022. Será así como sabremos quién es Rubén Barbera Blanco.

Acaba de terminar la etapa de educación infantil, sintiéndose muy apenado por la separación de sus ‘polluelos’. Este año, este docente ha trabajado en tres proyectos: El espacio, el cine, y, la graduación. Además ha tenido el honor de ser pregonero de las fiestas Coslada, su localidad.

Cuenta nuestro maestro que en el primer trimestre, mientras estaban en clase viendo el telediario, en la pizarra digital salió una noticia que les informaba que en su municipio había caído un meteorito. En ese momento todos/as fueron a buscarlo, lo encontraron, avisaron a la policía local y los bomberos quienes se encargaron de su custodia e investigación.

Imagen del meteorito

En ese momento, decidieron convertirse en astronautas e investigar sobre ello. Los pasillos del centro y su aula se transformaron en un espacio único e irrepetible, recibiendo la visita de un astronauta que les enseñó un trozo de la luna. Y el último día, se pusieron los trajes, para dirigirse a la sede de entrenamiento contra la gravedad, donde pudieron saltar en colchonetas, esquivar meteoritos, flotar…

El espacio

En el segundo trimestre, el cine fue el motivo o eje de trabajo. Así, el alumnado quería hacer una película. La idea era realizar un corto sobre el cuidado del medio ambiente, centrado en los mares y océanos, sus cuidados y la importancia de reciclar. Los alumnos conocieron la magia del croma verde para poder crear su película, se repartieron los papeles, diseñaron el guion, los escenarios, los efectos especiales, vestuario de los actores y actrices… y con mucho ingenio.

Aquí, el producto final (un corto en el que trabajaron valores tan importantes como el cuidado de su entorno):

Pero, todo buen trabajo, además de concienciar a la sociedad, debe ser reconocido, por lo que fue premiado en la gala de los Óscars del Félix.

El tercer trimestre ha sido el más duro para Rubén, ya que llegó el momento de despedirse y graduar a sus alumnos. Nos cuenta que esta generación es muy especial para él, ya que les ha tocado vivir una pandemia, con momentos muy duros (únicamente pudieron ver a su familia más próxima y su maestro). Por todo ello, esta separación ha sido muy dura porque tienen un apego especial. El último día, antes de irse de vacaciones, Rubén no olvidará la imagen más bonita y a la vez triste que recuerda. Todos abrazados, con lágrimas en los ojos, y, diciéndose que no se querían separar.

Gala de los Óscar del Félix

Pero, otra imagen que jamás podrá olvidar nuestro enseñante, ocurrió el 10 de junio. Ese día, vivió un momento inolvidable: ser pregonero de las fiestas de su localidad. Un evento único y especial que congregó unas 2500 personas, entre las que se encontraban quienes han pasado o pasaron por sus clases (su alumnado). Para él, fue un sueño hecho realidad, ya que siempre estuvo en el otro lado (como público), así como significó poner en valor la Educación y poder hablar de ella.

En su discurso, quiso acordarse de todos aquellos que por la pandemia nos dejaron, reseñando la importancia de dos pilares de nuestra sociedad: Sanidad y Educación. Por último, el reconocimiento al pequeño comercio y a sus progenitores, con unas emotivas palabras hacia quienes le dieron la vida, regentando un pequeño bar para que a su hermano y a él jamás les faltara nada, consiguiendo alcanzar su sueño: convertirse en MAESTRO.

Manos unidas

Porque como dijo Brad Henry: “Un buen maestro puede crear esperanza, encender la imaginación e inspirar el amor por el aprendizaje”.

 

Ver más artículos de:

Rafael Bailón Ruiz

‘Mejor docente de España, 2020. Educa Abanca’ 

Categoría:  ESO-Bachillerato.

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.