Ángel Asenjo Fenoy. Imaginero, continuador y último discípulo de la Escuela Granadina

Os proponemos un viaje en el tiempo.

No debería resultarnos difícil en tiempos de inteligencia artificial y tan acostumbrados a propuestas tridimensionales y experiencias interactivas.

El de hoy nos resulta necesario para entender a nuestro personaje, Ángel. De profesión, escultor imaginero.

Para este viaje al pasado vamos a valernos de la Plataforma de Vico: el primer plano de la Granada cristiana realizado por el cantero y maestro mayor de la catedral, Ambrosio de Vico.

Queremos volver a la Granada del siglo XVI, esto es, a la Granada recién conquistada a los musulmanes. El de Vico es un plano que refleja  la victoria política, militar e ideológica del cristianismo frente al islam. Están borrados todos los símbolos del vencido y aparecen  de forma clara, visible y triunfante, iglesias, monasterios, conventos, ermitas…Todas estas construcciones necesitaron ser vestidas, fueron recubiertos de imágenes, símbolos, iconos. 

Mirad, mirad…Todo esto es nuevo- nos indica el guía-. Hemos visto las obras del Monasterio de San Jerónimo y de la Catedral, acabamos de salir por la puerta Elvira y junto al Campo del Triunfo, la orden de la Merced Calzada creada por los Reyes Católicos para rescatar a los presos han construido la Iglesia y ahora   están levantando el convento…  ¡Allí! el Hospital Real encargado por sus Majestades, Isabel y Fernando.

Aquí se levanta la iglesia de San Ildefonso… no se lo digan a nadie, pero ahí había antes un morabito…Volveremos más tarde por el Camino Real. Ahora mejor vamos en dirección a Las Eras de Cristo porque aquí en una de estas corralas es donde ha nacido Alonso, el hijo de Miguel Cano, ensamblador y arquitecto de retablos y considerado padre de la escuela de imaginería granadina” .

Ángel Asenjo Fenoy, niño

De vuelta de este viaje en el tiempo nos queda el regusto y la curiosidad por conocer más de esta escuela. Los historiadores del arte granadino, Juan Jesús López, Guadalupe Muñoz, Ana María Gómez Román entre otros, nos cuentan de la gran producción escultórica entre los siglos XVII y XVIII y de la homogeneidad de la producción (el cliente siempre tiene la razón).

Esto es. Siguiendo la huella de los Mora, suave idealización, contención expresiva, habilidad técnica, riqueza cromática.

Y, como nos hemos obsesionado un poco, vamos a volver a recorrer los lugares visitados. Aquí, frente a donde naciera Alonso Cano, nos encontramos, hoy, con el taller de Ángel Asensio Fenoy.

Este es su retrato.

El rostro ligeramente inclinado. Cabello y barba pulcramente recortada. Pulcros también su ropa de trabajo y su lugar de trabajo. Será la imaginación, pero nos recuerda alguno de los autorretratos de los artistas barrocos italianos. Conoce y respeta, como el fotógrafo, los claroscuros.

Madurez del artista. Fotógrafo Fernando Ortiz

En las estanterías del taller se almacenan bocetos en barro cocido. Extremidades, cabezas de crucificados conviven con ángeles y vírgenes. 

Ángel Asenjo es escultor. Y para él, el boceto constituye el verdadero soporte de la obra de arte. Es la esencia de la creación.

Te hemos estado investigando,  Ángel y queremos discutir contigo ese aspecto.

Creemos que tu obra artística es producto de un profundo conocimiento de la técnica. No en vano, la licenciatura en Bellas Artes y la beca en la Academia de Bellas Artes de Roma.

Es fruto de un profundo respeto por la tradición y de apuesta por la sensibilidad del nuevo milenio.

Es consciente de la importancia de la iconografía y los símbolos religiosos. Es resultado de la inspiración artística y de la perseverancia.

Y es fruto de una profunda reflexión y debate interior.

Tu último trabajo nos recuerda un canto tradicional, que rezaba la simbología de los números en las verdades teologales… los doce apóstoles, las once mil vírgenes, los diez mandamientos, los nueve meses, los ocho gozos, los siete Dolores…

Ese ha sido el fruto de tu última reflexión. Los siete Dolores. Una relectura de la Dolorosa granadina y una reivindicación de «un modo de hacer» que alcanza no sólo a la escultura, sino a la forma de vestir y presentar las imágenes, a su iconografía y hasta a la forma de entenderlas. En tus propias palabras… “dolor íntimo, introspección, sufrimiento psicológico como rasgos de identidad de la escuela granadina”. Y es que la Escuela de imaginería granadina está a punto de desaparecer arrollada por otras escuelas. Y tu tesón de ir a contracorriente y mantener los secretos de la escultura granadina se muestran en estas 7 Dolorosas.

Nuestro modo de hacer, nuestro modo de entender la devoción siempre ha sido única, diferente como lo cantara y dibujara Federico, en el Poema de la Saeta

Virgen con miriñaque,

Virgen de Soledad,

abierta como un inmenso

tulipán.

En tu barco de luces

Vas

Por la alta marea

De la ciudad,

Entre saetas turbias

Y estrellas de cristal.

Virgen con miriñaque

Tú vas

Por el río de la calle,

¡hasta el mar!

¡Esa singularidad que tú conoces tan bien!

100 años después, la Virgen de Federico recreada en una de tus 7 Dolores

Dibujo de Federico (1924) Fundación Gregorio Prieto y recreación de Ángel Asensio (2023)

No ha debido ser fácil tu carrera. Ese equilibrio entre tradición y modernidad. Entre creación y reconstrucción, como en el caso de la sillería del coro de la catedral de Guadix. 40 esculturas de bulto redondo de madera de cedro sin policromada. Estilo barroco. 18 años de trabajo. Respetando el trabajo de Torcuato Ruiz del Peral (1708-1773)  y el sentimiento de los accitanos.

Un trabajo inmenso, pero no el único. El misterio completo de la Santa Cena para Motril, las figuras de misterio del paso de La Entrada en Jerusalén, la imaginería del paso del  Cristo de los Favores, dos figuras para el misterio del Cristo de la Humildad, figuras para el paso del Cristo del Amor de el Viso del Alcor en Sevilla…

Ángel Asenjo Fenoy junto a la Virgen de la Antigua

Ángel, hijo de Carlos Asenjo Sedano y María Dolores Fenoy Ruiz a los que inmortalizó como donantes en la sillería de la catedral de Guadix de donde renace. Artista imaginero. Tradición y libertad.

Serie ‘La Historia sirve’ :

Próximas entregas:

    • Gabriel Rubio Prats. Abogado granadino.

 

 

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia

IES Padre Suárez

Compartir:

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia del IES Padre Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.