Marina Tapia lleva su espectáculo de títeres y poesía al CPR Los Ríos

La casualidad ha querido que el director del CPR Los Ríos que atiende a los escolares de Arenas del Rey y Játar, en la Comarca de Alhama y la maestra, Patricia Requena, residente en La Zubia, anduviesen buscando una actividad atractiva para el alumnado con motivo de la celebración del Día de la Lectura en Andalucía.

Para ello contactaron con Joaquín, de la librería Letras de La Zubia que conocía a Marina Tapia, como escritora y también su labor con niños y jóvenes, por lo que le recomendó. Además, el director había visionado diversos vídeos que había compartido durante la pandemia a Youtube, en los que muestro variadas formas de comunicar un poema con apoyo de títeres, sombras, kamishibai, etc. por lo que decidieron invitarle para actuar tanto en Arenas como en Játar donde compartió poemas de autores clásicos como Antonio Machado, Gabriela Mistral, Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez, Gloria Fuertes o José Agustín Goytisolo, junto con textos propios a petición de Patricia para que les hablase de su obra en primera persona. «Escogí varias composiciones de mi libro de poesía infantil ‘Sopa de versos’, un poemario que todavía está inédito y que quiero sacar en 2024», explica Marina antes de añadir que lo terminó de escribir e ilustrar durante mi estancia en Óbidos, en Portugal y que está deseando verlo verlo impreso y llevarlo a las aulas. De hecho Patricia le ha propuesto organizar una presentación en el colegio,lo cual «sería muy especial poder lanzar un libro en un espacio así, cerca de las personas a los que está destinado».

Marina opina que lo interesante de compartir la poesía con un público de edades tempranas, es que te obliga «a escoger creaciones en las que la imagen y lo plástico estén muy presentes, en las que destaque el ritmo y la música interna de los versos, en las que el lenguaje acoja a los oyentes creando una atmósfera envolvente». De hecho en las puestas en escena que realiza, suelo hacer participar mucho a los que reciben el mensaje, invitándoles a corear, a repetir algunos versos, o a acompañar el poema con movimientos o gestos determinados. «Eso siempre gusta mucho, los más pequeños desean ser parte de una historia, de una aventura, de una emoción. Y las profesoras y maestras han valorado mucho esta manera de transmisión, el que se rompa esa cuarta pared, un espectáculo correcto pero distante no valdría para fomentar el gusto por la lectura que es lo que se pretende», añade.

Marina Tapia con una de la marionetas fabricada por ella 

También señala que el hecho de heredar de sus padres facilidad para las artes plásticas le ha ayudado mucho en el mundo de los títeres. «Realizo todos los elementos que pongo en escena, láminas pintadas, figuras recortadas, modelado con papel maché, vestuario y mecanismos, etc. Siempre intento que los personajes o decorados sean distintos en cada número: la atención de los niños requiere cambios, colores, variación. Por eso tengo muñecos de guante, de mesa, de hilos, sombras fijas, articulados con distintas formas, tamaños y materiales para los que me gusta mucho utilizar elementos reciclados como una “maleta mágica” que se transforma en teatro de sombras, o personajes hechos con botellas de plástico y cartones». Está convencida de que se pueden dar muchos mensajes con la puesta en escena, lo visual proyecta una intención, un mensaje, y en su caso desea promover la ecología, la creatividad, y que los mejores juguetes y lo que de verdad divierten puede ser sencillos y encontrarse, gracias a la imaginación, en una simple manopla o vasito de yogur al que ponemos ojos.

Para terminar comenta que le gustaría llevar su Barraca particular a distintos sitios. Para ello creó un canal en en Youtube con la intensión de proporcionar ideas y material de apoyo a los maestros pues a Marina, además de escribir, le interesa mucho transmitir el amor por la literatura ya que desde pequeña ha estado ligada a la oralidad, a la declamación, al mundo de los títeres, y viviendo en Granada ha participado y coordinado ‘Personas-Libro’, un grupo de narración oral, con el que ha visitado institutos, colegios, bibliotecas, centros culturales no solo de Granada capital, sino también de la provincia como Chauchina, Fuente Vaqueros, Santa Fe o Iznalloz. «Siento que hay que fomentar la lectura de poemas a edades tempranas, que las niñas y niños descubran esa magia de las palabras y su musicalidad, las posibilidades que ofrece el lenguaje para transmitir emociones y dar rienda suelta a la imaginación», concluye.

Ver canal:

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.