‘La memoria ausente’, primera incursión en la novela de Custodio Tejada

Custodio Tejada (Purullena, 1969) es un maestro de Ciencias Sociales y Educación Física al que le encanta escribir. Prueba de ello son los múltiples relatos, artículos y poemarios con los que ya cuenta en su haber, siendo el último la novela ‘La memoria ausente’ (Esdrújula) que presentará, primero en Granada, (martes, 11 de octubre, a las 18:30 horas), en el Cuarto Real de Santo Domingo y después en su tierra de residencia, Guadix, (el viernes, 14 de octubre, a las 20 h) en el Patio del Ayuntamiento, estando acompañado en ambos casos por sus editores, Mariana Lozano y Víctor Miguel Gallardo.

Afirma Custodio que con esta novela que le ha supuesto dos años de trabajo ha pretendido atrapar al lector. La define como «autobiografía de un senderista sui generis, enfermo de alzheimer pero lleno de vida, que decide contarnos sus peripecias vitales y pensamientos a modo de diario retrospectivo, con la única intención de vencer al destino y hacerse inmortal». En cualquier caso, reconoce que habrá quien busque al autor entre sus páginas, pero « ‘La memoria ausente’ es una obra de ficción, y como tal hay que leerla, sin más. Y como toda obra de arte, su grandeza radica en haber conseguido crear una vida con existencia propia que no le debe ni le pertenece a nadie, salvo a sí misma y a Manuel Darío -el protagonista-». Así mismo, señala que la palabra clave que aúna el sentido último de la novela es ‘caminar o camino’ en sus distintas apariencias. «La idea germinal de la novela -añade- es que en la vida todo es camino, un camino de aprendizaje y transformación continua, de superación y búsqueda, de dignidad y coraje, de esperanza y paciencia, de victoria y derrota; un camino que busca la felicidad».

custodio-tejada-2

Como Muñoz Molina, considera el autor que “casi todas las novelas tienen sus semillas en la Odisea de Homero, y en este caso su novela es la odisea particular del protagonista y narrador es su lucha contra el alzheimer que busca su pasado y su memoria, como si esta fuera la casa a la que quiere volver, a reencontrarse consigo mismo. Por eso aclara que «como Ulises, Manuel Darío recorre ese camino hacia la inmortalidad y contra el olvido, sin saber si llegará a tiempo de terminar de contarnos su historia, que es al fin y al cabo su camino y su hogar; porque escribir esta novela es para nuestro protagonista su verdadera isla de Ítaca y su gran aventura». Desde el punto de vista de la forma el autor espera haber conseguido el tono adecuado y otorgado la máxima verosimilitud al relato contando las peripecias del día a día, narrando los acontecimientos de un personaje decadente pero lleno de vida, así como sus pensamientos.

Respecto a la forma ha pretendido una obra de «ágil lectura» que atrape al lector, pues es una obra en la que ocurren sucesos y anécdotas, fluye el pensamiento y la vida en cada página, para hacerla más amena y atractiva, más cercana y creíble. Tiene, además, el objetivo de hacerla una lectura divertida, lúdica y entretenida, sin más, y otra más metafísica y reflexiva; aunque ambas se entrelazan formando un tejido de reacciones y emociones que buscan hacer palpitar al lector. Estamos pues ante un diario retrospectivo de un senderista, con un narrador autodiegético y una obra narrativa de acción en la que están muy presentes los textos descriptivos, diálogos, monólogos, con una evolución temporal con cierto desorden como corresponde a una cabeza con alzheimer. En cuanto a los grandes temas de la novela, como no podía ser de otra manera, coincide con los temas universales de siempre: el amor, la muerte, el tiempo, la amistad, la lealtad, la envidia, la soledad, las pérdidas…, y, en especial, la memoria y los recuerdos, o el olvido.

Entre curso y curso escolar, así como tiempo restado a la familia, Custodio Tejada ha escrito y publicado, ‘Rosas de luz y sombra’ (2002), ‘Urna de cristal’ (2006), ‘El hábitat que pisamos’ (2008), ‘Cigüeña de nieve’ (2012) y ‘Recuerdos y coordenadas’ (2014). También ha aparecido en colectivas como ’50 voces’ (2005), ‘Antología Certamen Miguel Ruiz del Castillo’ (2004), ‘El oro líquido’ (2008), ‘Antología de poesía accitana. Guadix se nos hace nostalgia’ (Guadix, 2014), ‘Antología Absolem de Poesía’ (Guadix, 2015) y ‘Todo es poesía en Granada. Panorama poético 2000-2015’ (2015).

FICHA:

Título: La memoria ausente

Autor: Custodio Tejada

Editorial: Esdrújula

Páginas: 394
Precio: 18 €
Presentación: Martes, 11 de octubre, en el Cuarto Real (18:30 h), y 14 de octubre, en el Patio del Ayuntamiento de Guadix (20 h) donde será presentado por Mariana Lozano y Víctor Miguel Gallardo.

 

Leer las PRIMERAS PÁGINAS DE ‘LA MEMORIA AUSENTE’

invitacion-IEC-1

invitacion-IEC-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *