Clases contra la violencia

Fue precisamente en el curso 2006 cuando iniciaron el proyecto ‘Otra Mirada’, por el que han pasado «compañeras y compañeros que no olvidaremos jamás». Así, la propuesta surgió desde el Plan de Igualdad del centro, que «decidimos poner en marcha para conseguir un mundo sin desigualdades, donde las mujeres silenciadas fueran conocidas, donde la violencia no tuviera cabida, donde el sexismo no quedara sin ser atacado, donde los dichosos estereotipos de género que nos han maleducado, fueran revisados, donde aprendiéramos a ser iguales desde la escuela, facilitando la consigna de que creemos como docentes que otro mundo es posible, porque de hecho así lo creemos».

Con la participación de casi todos los departamentos y la participación e implicación siempre activa del equipo directivo empezaron a desarrollar actividades que aún siguen. Han sido muchos los que han participado.

Así, la coordinadora del proyecto explica que son «muchos los objetivos que nos hemos propuesto, pero el que creemos que es la base es: Educar para la igualdad. Y lo hacemos impregnando nuestro centro de un trabajo transversal-interdisciplinar-global de educación en valores coeducativos y atención a la diversidad para mejorar nuestra convivencia, educando para la prevención de la violencia de género, aportando nombres y rostros de mujeres que ‘han pintado mucho en nuestra historia’ y eran invisibles; analizando y desmontando los estereotipos y evidenciando el sexismo que nos rodea cada día en los espacios más sutiles…». Y así surgió la semana ‘Otra Mirada’, dedicada a la exposición, debate y análisis desde una perspectiva de género. «Aquí el protagonismo lo tiene nuestro alumnado que con sus trabajos y participación, nos acerca a los objetivos marcados. Ya llevamos tres y este curso iremos a por la cuarta».

La coordinadora argumenta que «dinamizamos el centro desde una perspectiva de género, donde el concurso ‘Adivina Quién es’, cada mes, pone nombre al rostro invisible; las dramatizaciones e improvisaciones intentan hacernos conscientes de la violencia de género, del sexismo de nuestra sociedad. Creemos que con la imaginación se trabaja mejor y se llega más lejos. En general todas las propuestas que constantemente realizamos para sensibilizar y crear una conciencia crítica y una necesidad de vivir en la igualdad real».
Necesitamos continuar con el impulso necesario para que «podamos conseguir esos pequeños cambios en las mentalidades ‘dormidas de nuestras tierras interiores’, espacios que no conocen las ‘habitaciones propias’ que las mujeres necesitan para ‘crecer’ y que los hombres necesitan para ‘crecer’ al mismo tiempo que sus compañeras».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *