Antonio Bujaldón: «Apoyo al aula permanente de adultos»

Con relación a la carta de D. Antonio Luis Gallardo publicada el lunes 24 de agosto sobre el aula permanente de formación de adultos, quiero manifestar que estoy totalmente de acuerdo con su autor.

El aula se creó en el año 1994, gracias a la labor del catedrático de Anatomía D. Miguel Guirao Pérez, y muchas generaciones nos hemos beneficiado de las clases que se nos impartieron durante los tres años que permanecimos en ellas.

Es una pena que no continúen dichas clases, el beneficio que proporcionan tanto en lo académico como en lo social es enorme. En mi caso (1997-2000), los compañeros hicimos una gran amistad que aún hoy perdura y que nos ha hecho mucho bien en estos años de madurez.

Ruego a quien corresponda que reconsideren su postura, por el bien de los mayores.

 

ANTONIO BUJALDÓN DURÁN

Alumno del APFA, período 1997-2000

 

(Nota: Este texto fue publicado en la edición impresa de IDEAL, correspondiente al sábado, 29/08/2020)

INFORMACIÓN RELACIONADA:

Compartir: