La Alhambra y Manuel Martínez Vela

Aquel martes 28 de septiembre de 2022 debería haber quedado registrado en la archivística granadina por lo que de infrecuente tiene que la sala Val de Omar de la Biblioteca pública de Andalucía completara el aforo

Presentación de cómo dibujar los mosaicos de la Alhambra en Biblioteca Pública de Andalucía

Entre el público, personas de diversa procedencia, formación… gente que llevaba tiempo sin verse se besaba, se abrazaba, como si nunca se hubiera limitado el contacto personal durante la pandemia de COVID. También resultaba extraño que el ambiente fuese tan festivo.

Invitados al evento, nunca pensamos que la presentación en sociedad de un libro de un catedrático de Dibujo colgara el cartel de lleno absoluto.

Manuel Martínez Vela presentaba “Como dibujar los mosaicos de la Alhambra”, una de las obras, según palabras de una gran geómetra, experta internacional en diseño islámico, Samira Mian, mientras va pasando cada una de las 600 páginas – y, por momentos, acariciando alguno de los diseños- como una obra…comprensible, bella, practica, contextualizada, fascinante, profunda, una fiesta para el disfrute, una fiesta para los amantes del diseño geométrico… Y si lo dice ella, no tenemos nada que añadir. Bueno, sí, solo una cosa, la catedrática de Dibujo de la UGR, Inmaculada López Vílchez dijo aquel martes de fiesta cultural, que era una obra creada para estimular emociones ¿Pueden creerlo? Un libro sobre geometría provocando esos procesos sobre nuestros organismos.

La respuesta del público fue proporcional al trabajo volcado por el autor. Mucho antes de que el libro existiera había comenzado a gestarse.

También la respuesta de los expertos internacionales. En Shiraz (Irán) con Marzieh Kaviani

Manuel Martínez Vela o Manuel Vela que con ambas definiciones es conocido en el ambiente artístico y también en el científico, siempre ha mantenido una actitud vigilante, expectante hacia el diseño geométrico. Siente fascinación por esta forma de expresión artística producto de la cultura oriental porque le permite aunar todo lo que él es ahora y ha sido en un pasado.

Fascinación por el diseño geométrico. Diente de Sierra. Acrílico, lienzo 2023

Y es que Manuel es profesor de Dibujo. Ha ejercido como tal en el Instituto Padre Manjón y en la Facultad de Bellas Artes Alonso Cano, ambas en Granada. Y como tal, ha desarrollado un proceso de análisis. Si tiene que explicar cómo levantar un trazado geométrico, antes tiene que interiorizarlo, vivirlo, verle la utilidad práctica y, entonces, difundirlo. Es generoso. Su trabajo virtual alojado en la web del IES Padre Manjón ha contado con miles y miles de visitas.

Manuel ha abandonado la cátedra. Fíjense en el tipo de persona qué es, que en ese mismo espacio se despidió …de una de las actividades más nobles que puede desarrollar una persona, no sin antes, dejar su contacto por si alguien pudiera necesitarlo. Si ese es su caso, no lo dude y busque la web del Departamento de Dibujo del IES Padre Manjón.

Manolo es un tipo curioso. Observador. Paciente. A pesar de sus dotes como conversador, nadie en su sano juicio se atrevería a insinuar que es lo que está pensando. Porque, de seguro que algo le ha llamado la atención – una puerta, un decorado, una sombra, un árbol, un relieve, el diseño de una servilleta, el estampado de una tela… – y justo, en este momento, se está preguntando cómo integrarlo en su estructura de pensamiento y de creación.

Estamos deseando contárselo, porque sin lugar a dudas, como artista, Martínez Vela es uno de los más coherentes del panorama artístico actual.

Lo que define la obra pictórica de Manuel Vela es lo arquitectónico. A lo largo de su vida creativa, su búsqueda le ha llevado a jugar, a levantar edificios, para luego desmaterializarlos, vaciar sus volúmenes, dejar expuestos los elementos constructivos, superponerlos… siempre le ha interesado esa búsqueda. A veces, se ha detenido en la luz. Otras veces, en las texturas. Siempre en el color.

Él dice que no, que no siempre ha representado lo arquitectónico. Y defiende esta idea recordando su trabajo con los desnudos femeninos. Pero miren por dónde, esta investigación que se expuso allá por el siglo pasado, en la Galería Sureste de Granada, se llamó “Rotunda silueta” (1989). El trazado del cuerpo femenino como una obra arquitectónica.

Su búsqueda ha sido incesante y coherente

Y para dibujar está coherencia se ha pasado más de media vida experimentando.

En el arte gráfico, encontró la paz por un momento.

Él, que había participado en la creación del primer taller de serigrafía artística de Granada, Taller Laguada en 1981, y, a partir de 1985, en la fundación del taller experimental de grabado Realejo, en la calle Molinos – 203 obras de 18 grabadores ha sido recientemente donada a la colección de arte contemporáneo de la UGR- , encontró en estas técnicas reproductivas, el lugar exacto para la experimentación, porque le permitió multiplicar las variables.

La variable didáctica social de un profesor de dibujo, que no solo dirigió desde 1996 a 2005, sino que ideó y levantó de la nada, el Centro Andaluz de Arte Seriado. En su pueblo, Alcalá la Real. Un espacio de encuentro para artistas. Una aventura que debiera ser recordada. Un desfile de primeras figuras nacionales e internacionales Rafael Canogar, Joan Hernández, Pijuan, Mitsuo Miura, Miguel Villarino, Dolores Montijano, José Ramón Alcalá, Emilio Sdun, Marta Aguilar…para mayor gloria del arte andaluz.

 

Rafael Canogar en Centro Andaluz de Arte Seriado. Alcalá la Real.1999

La variable académica. La curiosidad de Manuel Martínez Vela no parece tener límites. Siempre tiene que extraer hasta la última gota de zumo a sus propuestas. Y se puso a investigar la historia de las técnicas reproductivas. En 2011 publicó “Granada a la plancha, una aproximación a la obra gráfica y sus técnicas a través de estampas de tema granadino” (Ed. IES P. Manjón) y en 2013, La Serigrafía, de la pantalla de seda a la estampa (Ed. Point de Lunettes / Entorno Gráfico), una obra que hace un recorrido histórico por el desarrollo de la serigrafía y su adopción como medio de expresión por parte de los artistas.

La variable artística. Se dispuso a jugar con la Granada que él veía. Su serigrafía sobre “El Partal”, le permitió convertir los arcos en ecos, y los ecos en reflejo, su “Puerta Monaita” se valió de gruesos contornos blancos para marcar la ruta, su “Colina Roja” necesitó de 6 tintas para que sintiéramos su atracción…

¡Su búsqueda ha sido tan coherente!… (Presten atención a las fechas)

No lo duden. Lean este texto sobre la obra de Manuel Martínez Vela… «Se trata de una imagen que ha sido siempre esquemática, de carácter marcadamente dibujístico, pero que progresivamente se ha venido sintetizando y reduciendo a representación simbólica…»

Se trata de la descripción de una obra suya de 2003, cuando consiguió el Premio Nacional de Pintura Caja Castilla La Mancha. Lo realmente curioso es que puede ser aplicable a cualquiera de las etapas de su obra, incluso a ese primer trabajo de desnudos.

Libros sobre diseños geométricos de Manuel Martínez Vela. Ed. Almizate. Editados en varios idiomas, sus miles de volúmenes vendidos le han permitido llegar al mercado internacional

O, recuerden parte de ese bellísimo texto escrito por Bernardo Palomo nominado como la “Racional estructura conformante” para el catálogo de la exposición, Arista viva (2006)… «El artista se siente mucho más atraído por ese juego geométrico donde se desarrolla un ideario de lo más inmediato, ese organigrama de formas que se abren a las mayores y a las mejores proposiciones…».

La búsqueda, la obra de Manuel Martínez Vela le ha llevado hasta la Alhambra. Pocos conocen la Alhambra que él conoce.

Él habla de afinidad personal. De relación personal. La ha observado. Nos la ha desvelado. Ya lo hemos dicho, antes, mucho antes, el libro se había venido gestando. Dibujante, coherente, buscador de formatos. Ha encontrado en los trazos y en los patrones nazaríes su lenguaje artístico.

Y esa necesidad de explicar la geometría como una poderosa herramienta plástica, que trasciende su mero aspecto técnico para transformarse en arte cuando se emplea con sensibilidad, es lo que le llevó a la Alhambra, y, a compartirlo, como había venido haciendo desde siempre, pero ahora en formato libro físico.

Si alguien pudiera llegar a pensar que después de una obra como la de “Como dibujar los mosaicos de la Alhambra” (2022) a la que ha destinado miles de horas de trabajo, que ha diseñado, maquetado, fotografiado, experimentado – una obra hecha a mano- Manuel se dedicaría a descansar, lo tenía claro.

Se encerró en su estudio y dejó que líneas, ángulos, formas… vagaran por los lienzos y, presentó en la Empírica, su obra pictórica “Con orden ni concierto” (2023). La obra más mágica y completa del artista.

Fuego Persa, acrílico, lienzo, 2023

Este relato va sobre La Alhambra y Manuel Martínez Vela, hijo de Rosario y de Emilio, porque como el poeta, él nos ha enseñado a mirar la Alhambra con otros ojos, los de la curiosidad. Nos ha empujado a buscar la belleza en el detalle y a emocionarnos con los diseños geométricos. Y esa Alhambra es la que ahora vemos con él ¿Cómo no sentirnos agradecidos?

Serie ‘La Historia sirve’ :

Próximas entregas:

  • Antonio Casado Membrives. Rescatador.

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia

IES Padre Suárez

Compartir:

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia del IES Padre Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.