Antonio Casado Membrives. Rescatador

Que se queden sentados los intelectuales… hoy es el turno de los héroes.

Reconocemos cierta debilidad por este personaje. No es la primera vez que hemos llamado a su puerta para conocer aspectos relacionados con su trabajo. Y siempre nos la ha abierto.

Hubo una primera ocasión. Un terremoto de 7,8 grados de magnitud asoló Nepal y dejó tras de sí más de 9000 muertos y miles de heridos.

Convertido en el tercer destino turístico del país asiático -por detrás del Everest y el Annapurna- el Valle del Langtang atrae a turismo internacional con la promesa de un trekking de dificultad moderada y gran variedad climática y exótica !Allá que nos vamos! Nosotros no. Los cientos de españoles que se encontraban disfrutando de la aventura de sus vidas aquel 25 de Abril de 2015. Decenas de ellos quedaron ilocalizables tras las fuertes sacudidas. El gobierno español organizó rápidamente una operación de rescate compuesta por 47 miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y 7 guardias civiles de la unidad del Servicio de Montaña de la Guardia Civil, seleccionados por su experiencia en rescates de montaña. Todos conocían el Himalaya. 

Nuestro protagonista fue uno de los seleccionados. Aceptó. Horror – al ver la mutilación de los cuerpos-, pena – al conocer tanta tragedia personal-, inmunidad – acabas acostumbrándote y solo ves trozos de carne, sin más-…Ricos y pobres, hombres y animales, dinero e inmundicias, todo mezclado bajo el barro y el hielo…nos respondió cuando le preguntamos cómo se había sentido.

La de él y la de sus compañeros de expedición nos pareció una heroicidad. Héroes, por enrolarse en una aventura excepcional, la de salvar vidas en un medio hostil, en un tipo de argumento más propio de telefilm de sobremesa.

0 de serie de plataforma.

Llega el final y siempre olvidan filmar el impacto emocional en los protagonistas ¿Cómo se consigue vivir después de haber visitado el infierno?

El presidente de gobierno, Mariano Rajoy reconoce la labor de los rescatadores

Antonio Casado Membrives es rescatador profesional. Lo de dedicarse al salvamento no es  puntual, es su actividad habitual.

Forma parte del equipo de rescate de la Guardia Civil, el GREIM.

La montaña granadina cuenta con varias referencias fundamentales.

El Padre Ferrer, sacerdote jesuita (Padul, 1920- Málaga, 2009) por sus estudios sobre Sierra Nevada es una de ellas.

La otra, el grupo de rescate e intervención en Montaña de la Guardia Civil creado en 1968.

Componentes del GREIM durante sus primeros 50 años de vida. En la actualidad el grupo está liderado por el Capitán Rubén Santos y el Teniente Luis Raya

Sólo en el recién terminado 2023, el GREIM ha realizado 114 rescates. Lo hemos seguido en la prensa. Un montañero ha necesitado dos rescates en el mismo lugar. Otros no han tenido la misma suerte.

Sus componentes comparten con el jesuita la seguridad de que  la montaña fomenta  el esfuerzo, el compañerismo, la cooperación.

Pero ellos viven la montaña desde otro enfoque.

La situación extrema.

Antonio es Guardia Civil por herencia y por convencimiento.

Con sus compañeros de Academia en Sierra Nevada. Debió ser premonitorio

Siempre se sintió atraído por el espíritu de trabajo y sacrificio del Cuerpo Armado (si, si, la Guardia Civil no sólo se dedica a poner multas). Y llevado por ese espíritu formó parte de la Unidad Antiterrorista con destino en San Sebastián. Fueron años duros.

Miembro de la Unidad Antiterrorista

Se nos aparece delgado, extremadamente. Esa delgadez debe corresponder a la dura exigencia física que requiere el desempeño de su trabajo.

Amante de la aventura desde pequeño. En la imagen con su hermano Salva

En 2009 logró la mención como el Guardia civil de montaña más completo de España. Pero no porque se le ocurriera a nadie otorgar ese título, sino por qué durante tres días estuvo compitiendo en pruebas físicas y técnicas. Ganó el recorrido físico técnico y fue tercero en el slalon gigante de esquí. Además obtuvo excelentes calificaciones en el resto de pruebas.

Ahora ya no se celebran ese tipo de competiciones nacionales, pero Antonio es más completo porque es mucha la experiencia y veteranía que ha adquirido a lo largo de tantos años. El tiene una justificación… Todas las situaciones traumáticas e impactantes que nos tocan vivir dejan huella en nuestra personalidad. Lo importante es no venirse abajo, sacar siempre lo positivo, aprender de los errores y crecer como persona. Lo dicho, ahora es más sabio.

 

Preparación física horizontal

Hemos visto la recreación de uno de sus rescates en el programa de la 2 de Televisión española, Rescate, titulado A ciegas. Un resbalón por el hielo en el Paso de los franceses provocó la caída por el precipicio de uno de ellos.

Esperen, vamos a tratar de narrarlo.

Dos amigos deciden ascender a la cumbre del Mulhacén. No es la primera vez. Se sienten preparados. Fuertes. Bien equipados. 

Hay un momento en que la falta de nieve provoca la engañosa sensación de seguridad. El viento arrecia y dificulta la visión. Cae la noche. Uno de ellos se detiene momentáneamente en el Paso de los franceses, resbala y cae por el precipicio. En la caída, resulta herido.

Cuando su compañero detecta su ausencia, comienza la búsqueda. Localizado. Puede acceder a él, puede hablarle, pero no puede moverlo. La sensación de angustia es mayor porque desconoce el alcance de la lesión. Un peligro invisible, las bajas temperaturas.

Con problemas por falta de cobertura, contacta telefónicamente con la Guardia Civil. Lo primero, conocer la localización exacta. A partir de ahí, funcionarios (si, si, funcionarios. De esos de los que hacemos chistes porque trabajan poco y mal) comienzan una aventura de final incierto.

Refrescamos los datos. Noche. Fuertes ráfagas de viento. Peligro. Nieve, hielo. El equipo de búsqueda se pone en marcha a gran velocidad. Por las condiciones de la nieve, se hace necesario acceder al Paso de los Franceses desde Capileira. Carreteras de montaña. Toma de decisiones. Rápidas. Urgencia. Alguien tiene que adelantarse para llevar abrigo al montañero a la intemperie. Antonio comienza el relevo. 5 kilómetros por la base del Mulhacén. Carrera contra reloj, contra la cumbre, contra el frío, contra la ventisca…contra el mismo. La motivación, una vida en juego

Momentos de desconcierto. Dónde estarán. El fuerte viento impide que el sonido circule libremente. Ahí. Deben ser ellos.

Abriga al herido, mientras que el equipo más pesado, que necesita un ritmo más lento, accede a la localización. Lucha contra el tiempo.

Llegados a este punto, se hace necesario deslizar, equilibrar, portear al herido. Teniendo cuidado de no romper el hielo y acabar en el río, helado. 

Ya en el refugio, Ricardo Ballesteros (guardia civil de montaña, funcionario, que ha decidido estudiar enfermería para optimizar esfuerzos, para salvar vidas) presta los primeros auxilios.

Todavía no ha terminado el peligro.

La mañana se despierta ventosa. Dificulta las maniobras del helicóptero. Jugándose la vida, el piloto consigue transportar al herido al hospital. Le queda por delante una larga recuperación, pero ¡se ha salvado!

Ufff. 

La sensación es grandiosa ¿Cómo explicarla?

Inmenso el esfuerzo. 

Enorme el sacrificio

Sanadora la paz interior.

Hay otros rescates heroicos.

Reconocimiento del gobierno de los EEUU

En 2011, Antonio Casado, Antonio José García Gómez y Alberto Martín recibieron la Medalla de Plata al Mérito de la Guardia Civil tras rescatar con vida, tras una larga y peligrosa operación para salvar a un herido de gravedad y tres montañeros, cuando quedaron enriscados en una pared de la cara norte del Veleta el día 29 de marzo de 2009. En una complicada intervención de diecisiete horas de duración, en plena tormenta de nieve y con ventisca, sin visibilidad, a más de tres mil cien metros de altura y con temperaturas de quince grados bajo cero.

En el 2013 recibió el Premio Fundación Legado Alfonso XIII por el rescate de una persona accidentada mientras realizaba el descenso del Barranco del Poqueira, en el municipio de Órgiva. Para realizar el rescate fue necesaria la instalación de un sistema de contrapesos sobre una pared descompuesta de unos sesenta metros de altura, resultando un servicio de gran dureza física y complejidad técnica.

El instructor de montaña de la Guardia Civil, Antonio Casado Membrives nació en Andújar. Juan y Carmen, sus padres tuvieron que acostumbrarse, suponemos, al trabajo extremo de su hijo.

Además de otras condecoraciones, queremos contar la que tuvo lugar tras el emocionante rescate del grupo de holandeses en 2004. Aquel día, el Teniente retirado Juan Casado tuvo el inmenso honor de hacer entrega de la Medalla al Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo a su hijo bien amado.

Día de entrega de la medalla con el Teniente jubilado, Juan Casado. Y con su madre, Carmen Membrives

Los héroes que forman parte del GREIM forman parte de nuestro patrimonio humano. Estas imágenes que nos ha cedido ya forma parte de nuestra particular galería.

GALERÍA DE FOTOS DE SALVAMENTO:

Serie ‘La Historia sirve’ :

Próximas entregas:

  • María Ruiz Palomino. Pionera en el padre Suárez

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia

IES Padre Suárez

Compartir:

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia del IES Padre Suárez

2 comentarios en «Antonio Casado Membrives. Rescatador»

  • el 12 enero, 2024 a las 5:14 pm
    Enlace permanente

    Buen reportaje. Riguroso y atractivo en lenguaje ameno y directo.

    Respuesta
    • el 13 enero, 2024 a las 3:47 pm
      Enlace permanente

      Es una suerte tener la oportunidad de contar vidas tan apasionantes.
      Granada cuenta con un inmenso potencial humano

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.