Manifiesto a favor de la trayectoria como dramaturga, actriz, escenógrafa, diseñadora de vestuario y gestora teatral granadina, Chari Sánchez Escobar

Desde que el ITI, Instituto Internacional de Teatro, propusiera el 27 de marzo como Día Mundial del Teatro allá por 1962, cada año se repite una celebración que pretende promover el teatro. Quieren recordarnos el goce del espectáculo teatral.

No es que no nos interesen las palabras del premio nobel noruego Jon Fosse, elegido este año para redactar el discurso que se leerá o se habrá leído a lo largo y ancho de todo el orbe – menos en los países en guerra. Que de eso va su escrito, El arte es paz-.

Lo que sucede es que los señores de la UNESCO no tuvieron en cuenta que ese día, y por coincidencia con nuestro calendario lunar, en el Sur de Europa estamos inmersos en la representación en la calle de la pasión y muerte del nazareno en una semana que la hemos convertido en santa.

Y es una pena esa coincidencia, porque los pobladores de Pinos Puente que han aprendido a amar el teatro de las manos, de la cabeza, del corazón y de la sonrisa de Chari Sánchez, no contarán este año en marzo con representación teatral y por ende, no podrán disfrutar del Manifiesto del dramaturgo noruego.

Chari Sánchez, actriz

Así que y, para que no caiga en el olvido la fiesta del Teatro, os proponemos la redacción de un nuevo discurso destinado a recordar la figura de una indispensable para la cultura granadina en esta galería de retratos que venimos componiendo.

Rogamos difundan este comunicado y que sea pregonado en todas las esquinas, las fuentes, en las plazas, en especial en la Plaza de la Candelaria de Pinos Puente…lugar en el que vino al mundo Chari Sánchez, un domingo de carnaval.

Fueron testigos de ese nacimiento todos aquellos vecinos disfrazados que habían buscado refugio en la tienda perseguidos por la censura franquista. Su padre los protegió…aquí no hemos visto a nadie…

Si esto es premonitorio, díganme que puede significar. Vinieron a darle la bienvenida todos y cada uno de los “tipos” a los que ella después vistió y dió vida en el Teatro. Esta niña estaba destinada a la farándula.

Y que sea recitado en los teatros,

Háganlo tal como ella declama. Con orgullo, en voz alta, mirando al frente, matizando y entonando !Qué bonito que lo hace!

Y que recuerden estas palabras en el Teatro Martín Recuerda de Pinos. Porque ella creó la necesidad de que ese lugar existiera para mayor gloria y vida del Teatro, sea su día o no lo sea.

Chari Sánchez ha dedicado su vida al Teatro como dramaturga, actriz, escenógrafa, diseñadora de vestuario y gestora teatral. APLAUSOS.

Esta mujer no buscó la fama ni la gloria para sí, sino para su pueblo, Pinos Puente.

Y esto nos lleva a hacer hincapié en que se hace urgente revisar nuestros modelos de referencia. El Teatro es universal, el arte es Universal. Ya lo ha dicho el premio Nobel, el arte es Paz.

Pero ¿y si una soñadora alimentara el sueño colectivo de que el teatro puede cambiar nuestro futuro? ¿Y si la práctica teatral se convirtiera en motor cultural de un pueblo de frontera? – frontera entre la capital y la periferia, entre el campo y la ciudad, entre Granada y Jaén, entre la buena y la mala reputación- ? ¿No sería eso digno de aplaudirse, reconocerse y festejarlo en un día como hoy?

Nos hemos impuesto esa tarea.

La biografía de Chari Sánchez nos demuestra que ha sido una visionaria !Dios mío! !cuánto ha levantado!

Para llegar a ser lo que es y lo que ha sido se licenció en la Compañía Teatro del Sur bajo la dirección de Mariano Sánchez Pantoja, teniendo como compañeros de promoción a Joaquín Peñafiel ,José Moleón , Pepe Penela, Paco Ortuño, Chefra, Pepe Ríos y a Gregorio, Gonzalo, Virginia y tantos y tantos otros. En las más de cuatrocientas funciones y a lo largo de cinco años en los que giró por toda España con la compañía, aprendió lo que tenía que aprender para ser actriz. A susurrar en voz alta, a no dilatarse ni en los textos ni en los cambios, a provocar emoción sincera con el gesto justo, a saber qué cada función es diferente y única.

Chari Sánchez, directora

Aprendió la geografía de un teatro. Y sus puntos cardinales. Los palcos, la platea, el paraíso, las bambalinas, los arlequines de boca, el peine, la corbata, el foyer, el tornavoz.

Luego montó Escuela, Taller y, Asociación cultural. Durante cuarenta años. En su pueblo, Pinos Puente.

Y esto es lo que hizo grande a Chari Sánchez.

¿Para qué sirve el teatro, Chari? Para poder cubrir a un pueblo con ropajes de ilusión colectivas, de trabajo cooperativo, de cultura.

Cuando realizaron la primera solicitud, Mariano Sánchez Pantoja y ella, a la Diputación – el área de cultura de la Diputación de Granada, recién democrática, había creado un programa para promover el teatro aficionado desde los pueblos- eso es lo que escribieron. Queremos un taller de Teatro para …crear un espacio de heterogénea inclusión social y municipalmente sostenible, que implique el acercamiento de diferentes estratos sociales y humanos hacia la cultura a través de la actividad teatral… en el intento de cohesionar un proceso humano, social e integrador de la cultura en todas las capas sociales…

Claro está, se lo concedieron. Y ahí empezó todo.

Pero está mujer es lista, sí señor.

No empezó la casa por el tejado. La comenzó en el colegio de San Pascual Bailón. Allí captó la atención de los futuros actores, de sus familias, del alcalde…y se convirtieron en sus compañeros, en sus colaboradores. Y todos fueron partícipes.

Cartel  de la obra ‘En los bosques de Viena’

Y siguió formándose. Se doctoró, leyendo a los grandes y estudiando técnicas teatrales, mimo, voz, esgrima, expresión corporal, construcción de mascaras…

Llama la atención la increíble capacidad de trabajo de esta mujer menuda, su vitalidad.

Represntación de Alicia

El primer año del taller del teatro de Pinos Puente dirigió tres montajes, Alicia, la Cenicienta y la Molinera de Arcos. Algunos años ha llegado a dirigir hasta cinco espectáculos diferentes. El total de espectáculos que ha montado a lo largo de su vida, ha rondado la centena. Pero no de cualquier manera ¿eh? Sus montajes han sido brillantes, con decorados espectaculares, con un vestuario exquisito. Eso es fundamental para despertar el amor por la escena. Teoriza sobre la necesidad de una perfecta caracterización en el teatro aficionado. Ella misma diseña la piel del personaje (así tituló la Exposición que montó con alguna de sus creaciones.

Cartel Bernarda Alba

¿Por qué tantas obras a la vez, Chari? Para dar cabida a todos los pineros, para que nadie se quedara fuera, para que todo el mundo saboreara el sabor de sentirse incluido fuera cual fuera su ideología, orientación, sus desvelos.

Y por eso se atrevió con los musicales. Para incluirlos a todos. Porque esta mujer es una fuera de serie. Si no es así, ya me dirán como puede alguien atreverse a montar el musical del Rey León con más de doscientos participantes ¿Tienen que participar todos? Tienen. Que así sea.

Chari siente pasión por el teatro. Tiene algo que ver con su visión espacial. Esa que desarrolló jugando al ajedrez con su padre. Lo que más le gusta es el proceso que le lleva a poder hacer sentir un texto escrito. Y para ello levantar esas frases del folio en el que fueron escritos y depositarlas sobre la escena. Dotarlas de profundidad. De vida.

Y eligió el teatro aficionado. Porque era necesario hacerlo en su pueblo, con su gente… el veneno del teatro cuando entra por las venas convierten este mundo es un sitio, más precioso, más libre, más habitable…

En este Día Internacional del Teatro en el que nos manifestamos públicamente a favor de la dramaturga, actriz, escenógrafa, diseñadora de vestuario y gestora teatral granadina, Chari Sánchez queremos que quede constancia de su papel en la Muestra de Teatro Ciudad de Pinos Puente, que lleva más de una treintena de ediciones. Ahí es nada.

Chari Sánchez, ramaturga

Chari Sánchez, la de la tienda de la placeta de la Candelaria, la hermana de Mari Carmen y Pepe, hijos de José Sánchez Cid y María Escobar Fernández, comerciantes. Me dejaron de herencia mis pares, además de la luna y el sol… lo de la mercadería.

Y se cree ella que no lo heredó. Pero, Chari, si no has hecho otra cosa a lo largo de tu vida. Crear un precioso expositor de tu gente, de tu pueblo. Los has subido sobre un escenario y los has vestido con las mejores galas, los has iluminado, los has dotado de voz y os habéis lucido por cientos de salas de España !Qué bonito escaparate!

La piel del personaje

Serie ‘La Historia sirve’ :

 

    • Próximas entregas:
  • Agustín Martínez. Y su historia de amor a la emisora [de la Ser] y a Granada

Más artículos de

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia

IES Padre Suárez

 

Compartir:

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia del IES Padre Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.