Agustín Martínez. Y su historia de amor a la emisora [de la Ser] y a Granada

Tiene otras historias de amor pero nos iba a quedar muy largo el título. De sus labios oímos la más preciosa declaración hacia Julio Verne … – cuando sobrevolé por primera vez los Andes, nada me era ajeno, ya lo tenía todo en la cabeza…todo me lo había imaginado leyendo a Verne-

Ese fue su primer amor. 

Agustín Martínez en la foto de su primera comunión

Tuvo necesidad de él después de que el hombre pisara la luna.

Pudo presenciar el alunizaje en  aquella única televisión y único canal en blanco y negro que había en el pueblo de sus abuelos paternos donde pasaban las vacaciones estivales. 

El recuerdo es nítido.

Lo recuerda como si fuera hoy.

Lo que sintió, lo que sintieron los paisanos. Incredulidad, sorpresa, miedo… 

Y por eso lo conoció. Porque su padre le regaló al día siguiente “ De la tierra a la luna”. El resto de las obras, los siete volúmenes de Plaza & Janet, encuadernados en rojo, con papel biblia se la trajeron los Reyes Magos cuando tenía diez años. A Él le debe su pasión por la lectura (Hablando de sus majestades. Si nos da tiempo contaremos la relación que Agustín ha mantenido con ellos) 

Si lo pensamos bien, los hermanos Martínez podrían haber protagonizado alguna de las novelas del francés !Qué bonita hubiera quedado! Las primeras páginas discurrirían contando como aquellos pequeños preparaban el equipaje en Fernancaballero (Ciudad Real) para pasar el verano en la aislada casa de los abuelos paternos allá en Cuenca. La impaciencia por montarse en el tren, bajarse en el apeadero y esperar a que llegaran las caballerías. A partir de ahí, meses sin agua corriente, pocas horas de luz, charcos, ranas. Libertad.

Totalmente novelable. Nosotros lo vemos

Los hermanos Isabel, José Ignacio y Agustín Martínez

Buenos el caso, es que este titular, así con el corchete y en dos tiempos nos queda raro.

Para hablar de Agustín podíamos haber elegido cientos de titulares. Por ejemplo,

Agustín Martínez, la voz de Granada

Nos parece poco poco original. Pero es lo que es.

Durante más de tres décadas, los granadinos hemos sentido como nuestra, esa tonalidad tan característica. Grave. Desde las mañanas de Cadena Ser Granada.

No solo era la voz. Era el discurso. Declamado desde lo hondo. Profundo, reflexivo.

Esa voz, este hombre, ha realizado la crónica de la transición, de la autonomía, de la democracia.

Es tan característica, que cuando hizo de Baltasar en la cabalgata de Reyes Magos de Granada por primera vez, sus hijas, por la edad, esperaban ansiosas la noche mágica del año. A Agustín le hicieron una entrevista ¿Canal Sur? Una de ellas la reconoció al instante. Se quedó mirando la tele fijamente y dijo –ese es papá

Caricatura de Agustin Martínez  como Rey Mago (dcha)

Para que vamos a seguir dando rodeos. Es una voz tan, tan bonita, que fue invitado por el entonces gerente de la OCG, Oriol Ponsa, a participar como artista en dos conciertos de la Orquesta Ciudad de Granada. Multitudinarios y participativos- 800 personas. De ellas, 500 niños- en El Arca de Noé de Benjamín Britte… En el Palacio de los Deportes. 

Agustín, trajeado de blanco hizo su papel. La voz de Dios. 

Programación de la OCG en su segunda participación

Pero es que La Voz de Granada es el nombre de la emisora que crearon. Le damos la razón a Juan Pérez que fue al que le ocurrió este nombre. Solo debía ser ese. La voz de Agustín Martínez era garante de profesionalidad

Cuando todo el staff de la Cadena Ser Granada, José Luis Ramírez, director, Antonio Rodríguez, Jefe de Deportes, Emilia Cayuela, jefa de programas, Pepe Cruz, Ángel Sola… fue despedido de manera fulminante, ellos quisieron seguir haciendo lo que sabían. Así que presentaron una solicitud al Parlamento de Andalucía para legalizar una emisora de radio, con este nombre, que estuvo funcionando con éxito, hasta su clausura por la Junta, tres años después.

Y se llama La Voz de Granada el periódico digital que podemos encontrar y seguir para conocer la opinión de Agustín Martínez, Pepe Morales, Martín Blanco, Loli Olmos, Martín Segura, César Robles, Chema Rueda, Francisco José Martínez…Lo mejor de cada casa.

No crean, no. Estuvimos barajando otros titulares. También nos gustaba mucho el de Agustín Martínez, referente del periodismo nacional

Agustín Martínez con Luis del Olmo, Iñaki gabilondo y Angels Barceló

La culpa la tuvo el destino. Agustín que estudió periodismo en la Complutense, se presentó a un proceso selectivo formativo que la Ser y Caja Madrid organizaron recién iniciados los 80.

Quiso la casualidad que cuando el Teniente de la Guardia Civil irrumpiera en el Congreso de los Diputados para intentar acabar con nuestros recién estrenados derechos, la emisora estuviera bajo mínimos. Solo quedaban Antonio Jiménez -el periodista que ahora hace El gato al agua comenzó en la Ser -, Maribel Pérez Barrios, Jefa de Internacional, José María García, Jefe de Deportes . Y los jovencísimos Luis Miguel Martínez y Agustín. Y fueron enviados para intentar averiguar qué era lo que, de verdad, estaba ocurriendo. Dotados con un poderoso salvoconducto – la tarjeta de Caja Madrid- consiguieron salvar varios de los controles y adentrarse en el edificio tomado por guardias civiles y militares, hasta que un subteniente los detuvo y retuvo. Ese fue su bautizo.

También fue el destino el que le llevó a Libia al Congreso del Libro Verde. Los invitados internacionales fueron alojados en Bengasi en dos barcos adquiridos por Gadafi a la Compañía Transmediterránea, el Toledo y el Granada.

Ese también fue el día elegido por los norteamericanos para celebrar el Dorado Canyon, que así fue bautizado el día 15 de abril de 1986, bombardeo de objetivos militares e infraestructuras, fundamentalmente en Trípoli, en respuesta al ataque terrorista libio contra una discoteca de Berlín en el que murió un soldado norteamericano.

A duras penas consiguió convencer al capitán del barco.

A duras penas consiguió convencer a los responsables de la Cadena Ser de lo que estaba ocurriendo.

El recién estrenado periodista de guerra contó lo acaecido.

A ver si no fue una coincidencia, que estuviera en la Mostar que celebraba sus primeras elecciones municipales después del conflicto, que no había quedado bien cerrado porque volvieron los bombardeos. La situación era tan delicada que fue acuartelado con los cascos azules….el cómo consiguió contactar con la Ser, llegar a Sarajevo para poder ofrecer la información sobre las elecciones, sólo Dios lo sabe.

También conoció la Siria previa al conflicto civil. Su instinto periodístico necesitaba visualizar el lugar en el que el gobierno israelí acusaba de ser una planta de armas químicas, cerca de Damasco. Por eso la fotografía junto a la cementera.

El periodista en Siria

Pues ya ven. Agustín Martínez ha sido cronista de parte de alguno de los conflictos internacionales más calientes de la historia reciente.

Al final, hemos optado por el titular de Agustín Martínez y su historia de amor a la emisora. Por intensa. Por pasional. Lo fue y lo es tanto, tanto, que  ha personificado la emisora. La ha incorporado a su plural. 

Cuando habla de ella y de sus compañeros y compañeras se le cambia la cara. Radio Granada ha sido una escuela de la historia de la radio española. Han pasado los mejores profesionales del periodismo, Juan Bustos, Miguel Ángel del Hoyo, Mercedes Domenech, Ramón Burgos, Ramón Ramos, Francis Romacho, Manolo Gómez Cardeña, José Luis Codina, Carlos Tomás Romero…

Desde 1981 y durante 33 años, Agustín actuó como director de informativos y contenidos de la cadena ser. Contribuyó también al proyecto televisivo de la emisora.

Su amor por Granada fue a primera vista. De nuevo un tren. Era más joven y prefirió viajar en un tren al Sur. En un Expreso. Fue un 29 de junio de 1981.  

Venía para una estancia corta y peleó para quedarse porque se había enamorado de Granada. La Granada que compartió con Carlos Cano, con tantos artistas, con tantos políticos.    

Con Carlos Cano, Joaquín Sabina y Juan Pérez

Y a partir de ese momento peleó por su enamorada, desde la radio. Todos y cada uno de los proyectos políticos, culturales, sociales que significará que su Granada luciera más bella, contó con el apoyo y el empuje de la voz. El mundial de esquí, el Granada Dakar, la UGR, el Festival de Música y Danza de Granada, el ferrocarril…

En el Granada-Dakar

Podríamos seguir buscando titulares para este retrato, pero no queremos hacer spoiler a las memorias de Agustín Martínez que faltan por escribir. Esperamos que nos hable de los entresijos del poder en Granada que conoce tan bien, de quién ha sido quién, de hechos que cambiaron la vida de Granada

Que nos cuente también la historia de su padre Agustín, del que es un calco, veterinario rural, de su madre Isabel, bellísima.

Y como a nosotros no nos va a dar tiempo, por favor cuando las escribas, no olvides hablarnos de tu doble experiencia como Rey Mago en tu querida Granada.

Ver galería: 

 

Serie ‘La Historia sirve’ :

 

Próximas entregas:

  • Enrique Cabrera Heredia Responsable de eventos tradicionales granadinos

Más artículos de

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia

IES Padre Suárez

 

Compartir:

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia del IES Padre Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.